Descubre cómo automatizar tu proceso comercial

Automatizar el proceso de ventas en una empresa es mucho más importante de lo que puedes llegar a pensar. Las ventas inteligentes hoy en día son esenciales para conseguir buenos resultados y para cumplir con los objetivos marcados. Alcanzar esta meta no es difícil; pero para ello es esencial tener información que facilite la tarea para tomar buenas decisiones en la estrategia comercial.

No cabe ninguna duda que se debería dedicar mucho más tiempo a realizar estrategias y no tanto a otras tareas secundarias. En este caso un CRM es fundamental.

Un CRM es un sistema de gestión de los clientes, que además incluye la automatización de algunas tareas. Un Sistema CRM básicamente mejora la productividad del equipo comercial, ayuda a recuperar algunas ventas que podrían llegar a perderse, ayudar a educar a los clientes y atrae a los clientes potenciales hacia la empresa. ¿Cómo se consigue esto? Vamos a verlo.

También puede interesarte leer sobre: Por qué sin un CRM en la empresa estamos perdidos

1. Programa tareas de seguimiento

Es esencial hacer un seguimiento para conseguir una buena gestión de los clientes potenciales. Piensa que si el departamento de marketing manda a tu departamento de ventas información de sobre los leads manualmente (a través de un correo, por ejemplo) esa información seguramente se pierda. Pero si toda la información sobre los clientes se incluye dentro de un CRM cualquier persona podrá acceder a la información del cliente y saber todo lo que necesita, todo lo que se ha hablado con él y estar en contexto.

Es una forma de poder ver en un solo vistazo toda la información del cliente. Esto facilita mucho las tareas y, además, personaliza todas las acciones de ventas que se hagan sobre él. Ya que se harán sabiendo sus necesidades.

2. Podrás hacer una buena segmentación

Los Sistemas CRM manejan una gran cantidad de datos de los clientes, como mencionamos anteriormente. Esos datos suelen tener un valor importante a la hora de segmentar ya que gracias a ellos se podrá obtener información relevante, personalizada y relacionada con sus requerimientos.

Por lo tanto, la información del CRM se puede utilizar para hablarles de una forma correcta y cercana. Y, sobre todo, para ofrecerles exactamente lo que necesitan. Por lo tanto, la venta no se percibirá como venta y si como algo que cubrirá una necesidad específica.

3. Mejora tu productividad comercial

Piensa que al tener muchas tareas automatizadas se reduce la cantidad de información que se debe meter de forma manual, se reduce el análisis y la programación. Además, al tener la mayoría de tareas automatizadas conseguirás que tu equipo de ventas se pueda centrar en tareas más importantes. Sin olvidar que también se gana en tiempo ya que la velocidad de un Sistema CRM no es la misma velocidad que la de un humano.

Por lo tanto, el equipo comercial se podrá centrar en cosas que necesiten análisis y un toque más humano, el resto del seguimiento que se necesite, se puede dejar de la mano del CRM.

Dicho esto, nos gustaría destacar que estos puntos son los tres beneficios principales que conseguirás con un CRM. Pero no nos podemos olvidar que esta herramienta de gestión sobre todo será una forma de conseguir aumentar las ventas, buscar ventas inteligentes, cumplir con los objetivos mensuales y contar con información real e importante sobre los clientes.